Comunicado de Prensa No.213 de 2010

Desde el 30 de mayo se encuentran publicados en Internet los formularios E-14

Registraduría publica en su página web las actas de los escrutinios municipales y generales, E-24 y E-26, de la Primera Vuelta Presidencial

- Los resultados del preconteo que la Registraduría Nacional del Estado Civil divulgó en la tarde del 30 de mayo en tiempo récord, sólo tienen valor informativo. De acuerdo con el Código Electoral, el escrutinio que desde el pasado lunes 31 de mayo adelanta el Consejo Nacional Electoral, con base en los formularios E-14 es el que arroja resultados vinculantes en el plano jurídico.

- El preconteo se realiza con base en transmisión de datos “voz a voz”, a través de teléfonos fijos, móviles o satelitales, razón por la cual es posible que se presenten diferencias con los formularios E 14. Estas diferencias en ningún caso tienen incidencia jurídica, ya que el escrutinio se hace con base en las actas suscritas por los jurados y no con el preconteo.


Bogotá D.C., martes 8 de junio 2010. La Registraduría Nacional del Estado Civil publicó hoy en su página web las actas de los escrutinios municipales y de los escrutinios departamentales (E-24 y E-26) correspondientes a la Primera Vuelta Presidencial del pasado 30 de mayo.

Con la publicación de estos formularios se complementa el proceso de publicidad y transparencia iniciado desde el mismo 30 de mayo, con la publicación en www.registraduria.gov.co de las actas del escrutinio de mesa suscritas por los jurados, o formularios E-14.

Para la elección de Congreso y Parlamento Andino, la Registraduría Nacional del Estado Civil por primera vez publicó los formularios E-14 antes de comenzar el proceso de escrutinio, en una elección del orden nacional. Esta experiencia se repitió el pasado 30 de mayo, fecha en la cual se publicaron en la página web los formularios E-14 de más de 72.500 mesas de votación instaladas, lo cual ha permitido que numerosos ciudadanos realicen de manera autónoma el ejercicio de cotejar la información del E-14, que tiene validez en el proceso de escrutinio, con los datos del preconteo, que tienen solamente valor informativo, sin incidencia alguna en el escrutinio ni la declaratoria de resultados por parte del Consejo Nacional Electoral.

En pasadas jornadas electorales a los ciudadanos se les dificultaba el acceso a los formularios E-14 previo al proceso de escrutinio, y sólo ante las comisiones escrutadoras municipales los apoderados de los candidatos podían obtener copias de estas actas, documento con base en el cual se consolidan los resultados para proceder a su correspondiente declaratoria, por parte del Consejo Nacional Electoral.

El proceso de escrutinio comenzó el lunes 31 de mayo, un día después de la Primera Vuelta Presidencial. En los escrutinios municipales las comisiones escrutadoras revisan los documentos suscritos por los jurados e introducidos en las arcas triclaves la noche de la elección. Con base en los formularios E-14 las comisiones suman los votos obtenidos por cada candidato y elaboran el formulario E-24 o acta parcial, y el E-26 o acta general de escrutinio. Con base en los E-26 de las 33 circunscripciones electorales de todo el país el Consejo Nacional Electoral consolida el resultado a nivel nacional.

Por lo anterior, las posibles diferencias entre el proceso de preconteo y los formularios E-14 son irrelevantes para el escrutinio, ya que en éste no se toman en cuenta los resultados del preconteo. El escrutinio se basa en los documentos suscritos por los jurados y se realiza en audiencias públicas en las que los interesados pueden presentar todas las reclamaciones a que haya lugar, de acuerdo con lo previsto en el Código Electoral.

Las diferencias entre los datos divulgados en el preconteo y los resultados del escrutinio obedecen en su gran mayoría a que el preconteo se realiza con base en transmisión de datos “voz a voz”, a través de teléfonos fijos, móviles o satelitales, con el fin de brindarle una información rápida a la opinión pública el día de la elección y es posible que existan errores humanos en la transmisión o recepción de la información. También se presentan casos en los que los jurados cuentan como “tarjetas no marcadas” las tarjetas no utilizadas, situación que se corrige durante el proceso de escrutinio, y a ello se suma que el preconteo alcanzó el 99,71% de las mesas informadas mientras que el escrutinio se realiza sobre el 100% de las mesas instaladas. En términos generales, en todos los procesos electorales es probable que existan algunas diferencias entre los datos del preconteo y el consolidado final del escrutinio, pero finalmente este último es único que tiene validez jurídica, tal y como lo han reiterado el Consejo Nacional Electoral, el Consejo de Estado y la Procuraduría General de la Nación

La comparación entre la información del preconteo de la Primera Vuelta Presidencial y el resultado de los escrutinios generales arroja que las diferencias tanto por mayor o por menor cantidad de votos para todos los candidatos, los votos nulos y las tarjetas no marcadas, equivalen al 0,68% de los datos divulgados el 30 de mayo.

Preconteo y escrutinio

El Código Electoral, Decreto 2241 de 1986, establece las diferencias sustanciales que existen entre los boletines informativos emanados de la Registraduría Nacional y las actas de escrutinio donde constan los resultados de las votaciones, emanadas de las comisiones escrutadoras que para el efecto designa el Consejo Nacional Electoral.

Los boletines de preconteo emanados de la Registraduría Nacional del Estado Civil, se van dando el mismo día de las elecciones, fruto de la información que de los resultados parciales van allegando los jurados de votación a las personas que la Entidad contrata para transmitirla. Esta información es consolidada en los centros de procesamiento para luego ser divulgada.

La finalidad de los boletines es dar información a la opinión pública en general de cómo se va adelantando la jornada electoral, más no de declarar elecciones ni mucho menos servir de mecanismo jurídico para ser demandados por las diferencias que entre éstos y las actas de escrutinios existan, dado que por ley no tienen valor jurídico alguno.

Al respecto el H. Consejo Nacional Electoral, en Acuerdo No. 019 de 1994 preceptuó:

“….El Consejo Nacional Electoral reitera que los boletines expedidos por la Registraduría tienen mero carácter informativo y jamás pueden considerarse como documentos electorales que definan una elección…” En el mismo sentido se pronunció el H. consejo de Estado mediante providencia de febrero 26 de 1987, según al cual “…en todo caso, tales boletines carecen de fuerza o virtualidad determinante para ser reputados como elementos necesarios para esa especie particular del género “documento público” que la ley denomina “registro Electoral””.

De igual manera el H. Consejo de Estado, en reciente jurisprudencia[1] estableció:

“El caso en concreto.

El actor adujo que cerrado el proceso electoral, los medios de comunicación difundieron los boletines electorales de la Registraduría Nacional del Estado Civil en los cuales se informó que él había obtenido 591 votos, suficientes para ocupar la curul a la que aspiraba. Sin embargo, el 2 de noviembre de 2007 la Registraduría del Estado Civil de Ipiales informó que luego de escrutados los votos a su favor eran 291 y no 591, como se manifestó en los boletines electorales.

En virtud de lo anterior, la Sala procederá ha (sic) establecer el valor legal que le asisten a los boletines electorales y el procedimiento establecido para informar los resultados electorales.

Sobre este punto la Sala ya se ha pronunciado[2] en el sentido que los boletines electorales no tienen la calidad de documentos electorales; su carácter es meramente informativo. De esta manera es posible que la información suministrada en estos boletines no coincida con los resultados arrojados en los escrutinios caso en el cual, de conformidad con la ley debe tenerse en cuenta los resultados que obran en las actas de escrutinio.”

En el mismo fallo el Ministerio Público conceptuó:

“…El Agente del Ministerio Público consideró que se deben negar las súplicas de la demanda porque “Dentro del plenario no se encuentra prueba fehaciente de que los actos finales de escrutinio hayan sido adulterados para beneficiar algún candidato”.

Con apoyo en jurisprudencia del Consejo de Estado y del Tribunal Administrativo de Cundinamarca expresó “…que los boletines de la Registraduría no son documentos electorales contentivos de información que necesariamente deba reflejarse en las actas de escrutinio final definitorias de de (sic) una elección…”

Por lo anterior se concluye que mientras los boletines emitidos por la Registraduría Nacional del Estado Civil son meramente informativos, las actas de las comisiones escrutadoras tienen carácter jurídico, toda vez que en ellas se deposita la votación de cada candidato una vez termina el escrutinio y, a su vez son la base para la declaratoria de la elección.

Razón por la cual una posible inconsistencia o inconformidad de los candidatos frente a unos y otros documentos, deben ser presentados ante el H. Consejo Nacional Electoral, Cuerpo Colegiado competente para estudiar los resultados de los escrutinios y decidir lo que en derecho corresponda, así como también para tomar las medidas de control a que haya lugar.

[1]Sentencia 52001233100020070065701, del 18 de junio de 2009 M.P: Dr. Mauricio Torres Cuervo.

[2]Sentencia del 10 de marzo de 2005, M. P. María Nohemí Hernández Pinzón, exp. No. 2003-1169


Pedagogía Electoral - Preguntas y respuestas frecuentes
Vote Libre-Elecciones 2010

¿Cómo se ubican en la tarjeta los dos candidatos que estarán en la segunda vuelta?

La tarjeta electoral que se le entregará a los ciudadanos este 20 de junio llevará las fotos de los dos candidatos que obtuvieron la mayor votación en los comicios del pasado 30 de mayo y se ubicarán en el mismo orden en que quedaron sorteados el pasado 8 de abril. Es decir que la primera casilla la ocupará Antanas Mockus Sivickas, quien obtuvo la casilla 8, y la segunda será para Juan Manuel Santos Calderón, quien se ubicó en el puesto 9 de la tarjeta electoral del 30 de mayo. La tercera casilla será para el voto en blanco.

Ver más preguntas y respuestas en:

 http://www.registraduria.gov.co/Informacion/elec_pre_2010_abc.htm

Si aún no recibe la información de la Registraduría Nacional del Estado Civil en su correo electrónico, suscríbase aquí

Si no desea volver a recibir información de la Registraduría Nacional del Estado Civil haga clíc aquí


Compartir publicación: