Comunicado de Prensa No.047 de 2009

Comunicado de Prensa No. 047 de 2009

NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA IDENTIFICAR SUFRAGANTES Y ACTUALIZACIÓN DEL CENSO ELECTORAL, RETOS DE LA REGISTRADURÍA PARA LAS ELECCIONES DE 2010

La Ley de Voto Electrónico permite votar con cualquiera de las 3 cédulas en 2010

- “De acuerdo con mi experiencia como litigante de más de 10 años, y con casos llevados hasta el Consejo de Estado, yo calculo de manera personal que la distorsión del censo electoral podría estar alrededor del 4%, eso significa que podría haber entre 1 millón y 1,5 millones de muertos o ciudadanos pendientes de depurar”, señaló el Dr. Carlos Ariel Sánchez Torres.

- La Registraduría Nacional del Estado Civil solicitó $50.000 millones al gobierno nacional para digitalizar los registros civiles de defunción que reposan en las notarías, pero fueron asignados $10.000 millones para esta labor. Sin embargo el proceso de renovación de cédulas que concluye este año debe contribuir a la depuración del censo.


Bogotá, martes 17 de marzo de 2009 –

Garantizar un voto libre, ajeno a presiones de grupos armados o de intereses económicos, es el reto de la Registraduría Nacional para las elecciones legislativas y presidenciales de 2010, según lo expresó el Registrador Nacional del Estado Civil, Dr. Carlos Ariel Sánchez Torres, durante el lanzamiento de la “Observación Electoral de la Sociedad Civil Elecciones 2010”,  a cargo de la Misión de Observación Electoral, MOE.

 

Con el fin de contribuir a la transparencia y controlar el fraude, el registrador anunció novedades tecnológicas tendientes a evitar la trashumancia electoral, la suplantación de sufragantes y la doble votación. Estas innovaciones están siendo aplicadas a manera de pilotos en las elecciones atípicas que la Registraduría ha desarrollado en lo corrido del 2009, con el fin de detectar a tiempo inconvenientes e implementar mejoras.

 

Entre las novedades desarrolladas por la Registraduría está la ubicación de computadores con la base de datos del censo electoral, a la entrada de los puestos de votación, con el fin de confrontar el número de cédula, la imagen de cada sufragante y sus diez huellas dactilares con la información del Archivo Nacional de Identificación. Este cotejo ya se puede hacer con todos los sufragantes, independiente de cuál de los tres formatos de cédulas porten, ya que de acuerdo con lo establecido por la Ley de Voto Electrónico, en 2010 se podrá votar con cualquiera de los tres formatos de cédula: la blanca laminada, la café plastificada y la amarilla con hologramas.

 

A la identificación de sufragantes que impide la suplantación y la doble votación, se suma la identificación tecnológica de los ciudadanos al momento de la inscripción de cédulas, para impedir la trashumancia electoral, así como la digitalización de formatos de inscripción para impedir su venta. Además se viene trabajando en el preconteo electrónico de votos, piloto que se aplicará por primera vez en las elecciones de alcalde de Bahía Solano previstas para el próximo 5 de abril.

 

Depuración del censo electoral

Con relación al registro electoral, que hoy se encuentra conformado por 28.743.451 ciudadanos colombianos habilitados para votar, el Registrador Nacional del Estado Civil, Dr Carlos Ariel Sánchez Torres, manifestó: “de acuerdo con mi experiencia como litigante de más de 10 años, y con casos llevados hasta el Consejo de Estado, yo calculo de manera personal que la distorsión del censo electoral podría estar alrededor del 4%, eso significa que podría haber entre 1 millón y 1,5 millones de ciudadanos fallecidos pendientes de depurar”

 

La Registraduría Nacional del Estado Civil solicitó $50.000 millones al Gobierno Nacional para digitalizar los registros civiles de defunción que reposan en las notarías y no han sido remitidos a esta entidad, con el fin de actualizar y dar de baja del censo a las personas fallecidas, pero fueron asignados tan sólo $10.000 millones para esta labor.

 

Sin embargo el proceso de renovación de cédulas que concluye este año debe contribuir a la depuración del censo, toda vez que este proceso ha contribuido a depurar el Archivo Nacional de Identificación, que data de 1952. “Dado que la renovación de cédulas se realiza de manera personal y al momento del trámite se toma la impresión de las huellas dactilares, es imposible que los muertos renueven la cédula”. Por ello, una vez concluya el proceso de renovación de cédulas, cuyo plazo vence el 31 de diciembre de este año, se prevé una depuración del censo electoral, aunque aún sería muy prematuro calcular cuántas cédulas podrían salir de él.

 

“El censo se puede depurar de muchas formas: por ejemplo si proponen que sólo voten quienes lo hicieron en la última elección o iniciativas similares. Yo no estoy de acuerdo con eso, pero sí creo que sacar los muertos del censo electoral le conviene no a un grupo político en particular, sino a la transparencia del proceso electoral y a la democracia en general”, señaló el registrador, aunque lamentó la falta de recursos asignados para esta labor.

 

 

 

 

 

¿Qué es el censo electoral?

El censo electoral es el total de ciudadanos colombianos habilitados para votar. El censo electoral se actualiza todos los días, así:

 

Bajas del censo:

· 

Cancelación de cédulas de ciudadanía por muerte

·  Sentencias condenatorias que incluyen la interdicción de derechos y funciones públicas por un tiempo determinado

·  El ingreso del ciudadano a la fuerza pública en calidad de personal armado

·  La renuncia a la nacionalidad colombiana.

 

Altas del censo

· 

Inclusión de las cédulas expedidas por primera vez, al cumplir 18 años

·  Inclusión de las cédulas expedidas a quienes adquieren la nacionalidad colombiana

·  Re incorporación de alta aquellas cédulas que habían perdido temporalmente su vigencia:

ü  Porque ya se cumplió el tiempo de pena previsto en la sentencia condenatorias.

ü  Porque el ciudadano deja de pertenecer a la fuerza pública en calidad de personal armado.

 

Desde el año 2008 la Registraduría Nacional del Estado Civil publicó en su página web el censo electoral con el fin de facilitar que todos los ciudadanos contribuyan a su depuración. Cualquier persona puede digitar un número de cédula y el sistema le informará en dónde se encuentra inscrita para votar, o si por el contrario se encuentra dada de baja por alguna situación. Si un ciudadano encuentra alguna inconsistencia puede reportarla a través de correo electrónico y la Registraduría Nacional procede a analizar el caso.


Si aún no recibe la información de la Registraduría Nacional del Estado Civil en su correo electrónico, suscríbase aquí

Si no desea volver a recibir información de la Registraduría Nacional del Estado Civil haga clíc aquí


Compartir publicación:

Publicaciónes recientes: