Comunicado de Prensa No.159 de 2009

Comunicado de Prensa No. 159 de 2009

CON EL DOCUMENTAL “IDENTIFÍCATE” LA REGISTRADURÍA NACIONAL DEL ESTADO CIVIL INICIA LA CELEBRACIÓN DE LOS 75 AÑOS DE LA CÉDULA DE CIUDADANÍA

El programa de 25 minutos se está enviando a todos los canales de TV del país

- El documental es conducido por la presentadora Beatriz Helena Alvarez y se verá el próximo sábado 15 de agosto a las 10:00 pm por el Canal Institucional. Allí, de manera ágil y didáctica se explica cómo hacer el trámite de renovación de cédulas y tarjetas de identidad, y cómo reclamarlas.

- A partir del 1 de enero de 2010 el único documento de identificación válido para los mayores de edad será la cédula amarilla con hologramas. Alrededor de 2.600.000 colombianos aún no han pedido su cambio de cédula, y más de 3.500.000 no han reclamado su nuevo documento de identidad.


Bogotá D.C., 11 de agosto de 2009– Entre cerca de 700 canales de televisión nacional, regional, local y comunitaria del país la Registraduría Nacional del Estado Civil empezó hace dos semanas la distribución del documental

Identifícate, con el cual la entidad comienza la celebración de los 75 años de la cédula de ciudadanía en Colombia y explica a los ciudadanos que aún no han renovado su documento de identidad los pasos a seguir para hacer este trámite en el menor tiempo posible.

 

Beatriz Helena Alvarez, reconocida presentadora de televisión, es la conductora de este documental de 25 minutos de duración, en el que se hace un recorrido histórico por los cuatro formatos de cédula de ciudadanía que han existido en el país. De esos distintos formatos hoy siguen vigentes tres: la cédula blanca laminada, la café plastificada y la amarilla con hologramas, que será el único documento de identidad válido en el país a partir del próximo año.

 

El especial de televisión podrá ser visto por todo el país a través del Canal Institucional el próximo sábado 15 de agosto a las 10:00 pm, en el horario habitual de Registra TV, el programa institucional de la Registraduría Nacional del Estado Civil. Así mismo, dada la alta calidad técnica y periodística de Identifícate, así como su contenido de interés ciudadano, se espera que sea emitido por todos los canales de televisión a los que está siendo enviado. Adicionalmente, se están remitiendo copias del programa a los jueces de todo el país, con el fin de dar a conocer entre la Rama Judicial que frecuentemente atiende tutelas en materia de identificación, el dispendioso proceso que implica la producción de una cédula, desde el momento en que el ciudadano la pide hasta el momento en que puede reclamarla.

 

75 años de historia

El 8 de noviembre de 1934 se expidió la Ley 7, en la cual se estableció que a partir del 1 de febrero de 1935 sería obligatoria la presentación de la cédula de ciudadanía para efectos electorales, así como para todos los actos civiles y políticos en los que la identificación personal fuera necesaria. Ese formato de cédula fue reemplazado por la blanca laminada, que se expidió entre 1952 y 1992. A partir de 1993 se expidió la cédula café plastificada y desde el año 2000 se produce la cédula amarilla con hologramas.

 

Actualmente, el proceso de producción de cédulas de ciudadanía implica una serie de etapas en cuyo desarrollo se deben garantizar las siguientes validaciones:

 

1. Una vez recepcionada la información del ciudadano, el material es remitido a cada centro de acopio a nivel Departamental para surtir el proceso de digitalización y envío a oficinas centrales, toda vez que la producción de los documentos de identidad se encuentra centralizada.

 

2. Recibido este material, los datos biográficos son cotejados de manera automática en la interfase de Registro Civil para luego generar la verificación automática de las huellas a través del sistema automático de identificación dactilar -AFIS. A través del Programa de Modernización Tecnológica Fase II (PMT II) se han diseñado varios procesos para que de manera sistematizada se ejecuten estos controles a cada uno de los datos grabados previamente y se comparen las huellas de manera individual y simultánea, impidiendo así posibles suplantaciones. Utilizando el sistema AFIS se cotejan las impresiones dactilares de cada ciudadano contra todas las impresiones dactilares de todos los ciudadanos colombianos que tienen cedula para garantizar que este ciudadano sólo tenga una cédula de ciudadanía y a su vez se verifica que se trata efectivamente de el ciudadano titular de esa cédula de ciudadanía y no de un suplantador. En caso de no pasar estos controles dactilares automáticos de manera óptima, toda la información incluyendo las impresiones dactilares son revisadas y validadas por un Técnico dactiloscopista, quien previa verificación con los archivos de identificación avala con su firma el cotejo correspondiente determinando si técnicamente se detectó una posible doble cedulación o una suplantación para proceder a poner en conocimiento de la Fiscalía para que se investiguen los posibles hechos punibles.

 

3. De la misma manera la fotografía es verificada antes de la producción del documento al igual que la calidad en los rasgos de la firma. Una vez superadas estas fases la cédula pasa a la producción efectiva en fábrica (impresión, troquelado y laminación).

 

4. Finalmente, la cédula es sometida a los controles de calidad del producto antes de ser remitida para entrega al ciudadano. En cada uno de los procesos de cotejo automático debe ingresar y superar varios subprocesos denominados IQC, PCTL, VERIFICACION, AUTENTICACION, entre otros, los cuales garantizan la fidelidad de la información consignada.

 

Todo lo anterior, debido a que la cédula de ciudadanía, no es un “carné”, sino un documento de identificación que genera la confianza de la comunidad en cuanto a que la información en ella contenida, corresponde al individuo que ostenta dicho documento, garantizando así la seguridad jurídica que requiere la sociedad.

 

Identifícate dará a conocer cada uno de los pasos aquí descritos, dado que son necesarios para producir documentos de identidad con los más altos estándares de calidad que coadyuven en el fin social del Estado el cual es dar plenas garantías a los ciudadanos que podrán disfrutar de los derechos que consagra la Constitución Política de manera real, esto es garantizando que cada ciudadano es único.


Si aún no recibe la información de la Registraduría Nacional del Estado Civil en su correo electrónico, suscríbase aquí

Si no desea volver a recibir información de la Registraduría Nacional del Estado Civil haga clíc aquí


Compartir publicación: