Comunicado de Prensa No.0605 de 2014

Las sanciones corresponden a eventos electorales de 2010, 2011, 2012 y 2014

12.686 jurados podrían ser sancionados en Valle por no haber acudido a prestar el servicio en elecciones celebradas en los últimos 4 años

Las personas que sin justa causa no concurren a desempeñar las funciones
de jurado o las abandonan, se hacen acreedoras a la destitución del
cargo que desempeñan si son servidores públicos, y si no lo son a una
multa equivalente hasta 10 salarios mínimos vigentes.

- Del total de los jurados que no asistieron a prestar el servicio como jurados de votación, 1.070 ya han sido sancionados en el departamento del Valle del Cauca.
- Los jurados que serían sancionados corresponden a los municipios de Cali, Buenaventura, Tuluá, Zarzal, Yumbo, Palmira, Sevilla, Buga, Cartago, El Águila, El Dovio, Florida, Ginebra, Guacarí, Jamundí, La Cumbre, Restrepo y Yotoco.


Valle, Cali, miércoles 29 de octubre de 2014. Un total de 12.686 ciudadanos podrían ser sancionados en el departamento del Valle del Cauca, por no asistir a prestar su servicio como jurados de votación en los certámenes electorales celebrados en este departamento en los últimos 4 años.

Las sanciones corresponden a los eventos electorales realizados en 2010, 2011, 2012 y 2014, cuando los colombianos acudieron a las urnas a elegir a sus representantes al Congreso de la República, los miembros del Parlamento Andino, el Presidente y vicepresidente, autoridades locales y consultas de partidos políticos.

Después de los tres eventos electorales realizados en 2010, la Registraduría Nacional, a través de la Coordinación Grupos Cobros Coactivos, tiene procesos abiertos a 601 ciudadanos que fueron designados y que no asistieron a cumplir con este deber legal de forzosa aceptación.

En 2011, cuando se realizaron el 30 de octubre las elecciones de autoridades locales, un total de 666 jurados de votación no asistieron a prestar el servicio. En 2012 el número de jurados fue de 2.053. En este año los colombianos acudieron a las urnas el 30 de septiembre por las consultas de partidos y movimientos políticos, para elegir sus autoridades internas a participar en sus congresos y comités.

Por último, en 2014 la cifra aumentó significativamente siendo 9.366 los jurados que dejaron de asistir a las elecciones de Congreso y Presidente de la República y podrían ser sancionados.

La Registraduría Nacional del Estado Civil conoce únicamente de las sanciones a los ciudadanos particulares que no prestaron su servicio como jurados, ya que los servidores públicos que no asistieron a cumplir su función como jurados el día de la elección son sujetos a proceso disciplinario en su respectiva Entidad y pueden ser sancionados hasta con la destitución de su cargo.

La revisión de las resoluciones de sanción implica analizar cada caso particular a fin de ofrecer todas las garantías procesales y recaudar el valor de la sanción que fue impuesta por los Registradores Distritales, Especiales y Municipales, facultados para imponer las respectivas multas a los ciudadanos que no prestaron su servicio de jurados sin justa causa.

Si los jurados sancionados desatienden el cobro persuasivo, la Coordinación de Cobros Coactivos de la Registraduría impone hasta medidas cautelares, como el embargo o el secuestro de bienes, a fin de lograr el efectivo recaudo de las multas, que pueden llegar hasta a 10 salarios mínimos legales mensuales vigentes, equivalentes hoy a $6.160.000. Es así como la Registraduría Nacional puede solicitar el embargo de una parte del salario que devenga el jurado, o el secuestro de su carro, entre otras medidas.

Recaudo Un total de $7.599.115.700 recaudaría la Registraduría por concepto de procesos sancionatorios en contra de jurados de votación que dejaron de asistir a los certámenes electorales celebrados entre 2010 y hasta 2014 en el departamento del Valle.

De los 1.070 jurados que ya han sido sancionados en el departamento, la Registraduría a través de la Oficina de Cobros Coactivos ha recaudado un total de $3.699.056 de los procesos electorales de los últimos 4 años. Las Delegaciones Departamentales deben hacer cumplir lo establecido en la Resolución No. 5510 de la Registraduría Nacional, facultando a los Registradores Distritales, Especiales y Municipales a fin de ofrecer todas las garantías procesales y recaudar el valor de la sanción que fue impuesta a los ciudadanos que no prestaron su servicio. Las personas que sin justa causa no concurren a desempeñar las funciones de jurado o las abandonan, se hacen acreedoras a la destitución del cargo que desempeñan si son servidores públicos, y si no lo son a una multa equivalente hasta 10 salarios mínimos vigentes. La Coordinación Grupos Cobros Coactivos de la Registraduría Nacional del Estado Civil, impone medidas cautelares a los jurados de votación que desatienden el cobro persuasivo de la sanción interpuesta, como embargo o secuestro de bienes. Según el Artículo 105 del Código Electoral "el cargo de jurado de votación es de forzosa aceptación". El incumplimiento de las obligaciones le puede acarrear a los ciudadanos designados, sanciones de hasta 20 años de inhabilidad para ejercer cargos públicos tanto a los servidores del Estado como a los particulares que al ser jurados asumen funciones públicas transitorias.


Recursos para periodistas:

Información complementaria

Más información sobre la Delegación Departamental del Valle en el siguiente enlace: http://www.registraduria.gov.co/valle

Si aún no recibe la información de la Registraduría Nacional del Estado Civil en su correo electrónico, suscríbase aquí

Si no desea volver a recibir información de la Registraduría Nacional del Estado Civil haga clíc aquí


Compartir publicación: