Edición 57. Revista Nuestra Huella Digital, noviembre de 2011 - Contaminación electromagnética, un enemigo invisible


Por: Julio César Luna Jiménez Ingeniero Ambiental Plan Institucional de Gestión Ambiental, Piga Correo electrónico: julioclunaj@hotmail.com

Los aparatos eléctricos y otros elementos de uso cotidiano inventados por el ser humano producen la llamada, conocida e invisible contaminación electromagnética.

En su condición natural, el organismo siempre ha estado expuesto a ciertas cantidades de energía electromagnética: la que proviene del sol, la energía calórica producto del fuego y algunos elementos radiactivos existentes en la naturaleza.

Sin embargo, en la actualidad esta clase de energía es generada también por artefactos eléctricos como lámparas fluorescentes, equipos de cómputo, redes de alta tensión, antenas de telefonía celular, antenas radio transmisoras, celulares, entre otros.

En mayor o menor grado, todos estos inventos que ‘facilitan’ la vida generan energía electromagnética, producen cambios de temperatura en el organismo, lo que se conoce como absorción de calor, y pueden ser perjudiciales para la salud.

El ser humano está expuesto a las consecuencias de este fenómeno cuando la generación de ondas electromagnéticas es alta. Este riesgo se puede presentar en donde hay gran cantidad de antenas de radiotransmisión cercanas y/o antenas de alta tensión.

A mediano y largo plazo, los efectos sobre la salud son nefastos y pueden manifestarse de diferentes formas que van desde un aumento de la tensión sanguínea, vértigo, cansancio, desorientación, cefalea, náusea, afecciones oftálmicas, esterilidad y cambios hormonales. En algunos casos muy particulares, cáncer cerebral en adultos y leucemia en niños.

Recomendaciones prácticas:

- Durante las actividades cotidianas en la Registraduría Nacional del Estado Civil y en los hogares se recomienda disminuir el nivel de exposición a las ondas electromagnéticas con estas medidas simples:

- Cambiar las lámparas fluorescentes paulatinamente por lámparas tipo LED.

- Evite la exposición prolongada a campos electromagnéticos generados por cuerdas de alta tensión

- Apague los computadores cuando no se estén usando o no se utilicen por un tiempo prolongado.

- Use manos libres en celulares.

- Mantenga aparatos eléctricos lejos de su habitación o el lugar de descanso.

- Instale un adecuado polo a tierra.


Compartir publicación: