¿Cuál es el riesgo sísmico en Bogotá?


Por: Marco Alberto Torres Delgado
Dirección de Censo Electoralmatorres@registraduria.gov.co

La probabilidad de que un terremoto afecte a Bogotá es Alta, no solamente por el movimiento telúrico en sí mismo, sino por la vulnerabilidad de la ciudad. Bogotá, ha sufrido tres sismos de gran magnitud por tres fallas principales que pueden ser serias amenazas: la falla frontal de la Cordillera Oriental, la falla del Magdalena y la falla La Cajita, ubicada al sur de la ciudad. Aunque esta última no está activa, su cercanía a Bogotá la hace un peligro potencial.

Según el estudio “Microzonificación Sísmica de Bogotá”, realizado por la Universidad de los Andes y publicado por Ingeominas, la Dirección de Prevención y Atención de Emergencias de Bogotá, Dpae, y la Dirección Nacional para la Prevención y Atención de Desastres en 1997, en caso de ocurrir un sismo cercano de magnitud moderada generado en los Cerros Orientales, la capital del país seria gravemente afectada.

Según el estudio "Las zonas más afectadas serían posiblemente sectores de Los Mártires y La Candelaria en el centro, y Chapinero y Usaquén en el norte. Habría consecuencias también de consideración en algunos sectores de Barrios Unidos y Suba. Causaría graves daños estructurales y no estructurales de diferentes alturas: si el sismo ocurre durante el día, habría aproximadamente 1.600 muertos y 9.000 heridos, y si ocurre en la noche, habría cerca de 1.400. Muertos y 7.700 heridos”.

Bogotá, se encuentra en una zona de amenaza de sismo intermedia, y de acuerdo con las distancias de las fuentes, existe la probabilidad de que un sismo en la ciudad esté entre los 6 y 7 grados en la escala de Richter. Bogotá se localiza en el llamado “cinturón de fuego”, lo que la hace más vulnerable, no solo porque se ubica en una región donde hay placas que se están acomodando, sino “porque los Andes son parte de las formaciones más recientes del planeta, lo que hace que nuestra geografía presente fallas geológicas”.

Sismos históricos que han afectado a Bogotá El sismo del 18 de octubre de 1743, causo daños considerables a los templos de San Agustín, San Francisco, Egipto, El Carmen, Las Cruces y Santa Clara, en el que muchas casas quedaron en ruinas.

El 17 de junio de 1826 la ciudad sufrió uno de los más fuertes terremotos en el que varios edificios se arruinaron, hubo múltiples heridos y unos pocos fallecidos. El 22 de junio de ese mismo año se repitió, siguió temblando, hasta que el 16 de noviembre de 1827 ocurrió un fuerte sismo que acabó de destruir muchos conventos y casas.

Otro movimiento fuerte fue el ocurrido el 29 de agosto de 1917, localizado en la Cordillera Oriental, cerca al Páramo de Sumapaz y a unos 60 Kilómetros de Bogotá. La magnitud del sismo fue de 6.9 grados en la escala de Richter que generó movimientos telúricos durante 10 días seguidos. A las 6:30 de la mañana del viernes 31 de agosto de 1917, se dio el más violento terremoto de la serie y sacudió la capital del país durante 15 segundos. En el día repitió cuatro veces y hubo daños en casi todos los edificios de la ciudad: la Iglesia de la Catedral, la Iglesia de Chapinero que perdió su torre principal, el Claustro de Nuestra Señora del Rosario, 400 casas derrumbadas, 50 semidestruidas, Daños severos en el Palacio Lievano y por último pero no menos importante 16 muertos y múltiples heridos.

El último movimiento sísmico calificado como terremoto, fue el día 9 de febrero de 1967, a las 10:24 a.m. con escala de 7.2 grados. El saldo fue de 13 muertos, numerosos lesionados (más de 100 heridos pasaron por el servicio de urgencias de los hospitales), cuantiosos daños materiales en el que mas de 50 predios perdieron sus paredes y grandes edificios sufrieron averías que todavía hoy existen.

De lo más recientes movimientos telúricos sucedidos y que aún perduran en la memoria de los residentes en Bogotá, fue el del sábado 24 de mayo de 2008 que tuvo magnitud de 5.5° y cuyo epicentro fue el calvario Meta, a 55 kilómetros de Bogotá. A las 2:21 p.m. este movimiento se sintió con diferente intensidad en otros lugares del país, causo muertes y una importante destrucción cerca de la zona epicentral.


Compartir publicación: