Registraduría Nacional del Estado Civil
20. Historia del voto en Colombia - Registraduría Nacional del Estado Civil

Historia del voto en Colombia

Historia

Consultar

Historia del voto en Colombia

Durante casi todo el siglo XIX y buena parte del XX, Colombia no contó con sufragio universal.

En las primeras constituciones adoptadas en la naciente nación, solo podían votar los hombres mayores de edad, casados y que poseyeran propiedades. No podían hacerlo esclavos, analfabetas, mujeres ni pobres.

Así lo ratificaron las constituciones de 1821, de 1832 y de 1843.

La Constitución de 1853 reconoció el derecho al voto a todos los hombres mayores de edad que estuvieran casados. Además, implantó la votación directa y secreta para elegir Presidente, Vicepresidente, Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, Procurador, Gobernadores, Senadores y Representantes.

En 1856, Mariano Ospina Rodríguez fue el primer Presidente de Colombia elegido con el sistema de sufragio universal.

Sin embargo, las continuas guerras civiles que vivió el país en ese siglo hicieron que la reforma durara poco.

La Constitución de 1863 estableció que cada Estado federal podría establecer sus leyes electorales, y la de 1886 definió de nuevo que para poder votar era necesario saber leer y escribir y tener ingresos anuales de más de quinientos pesos o propiedades cuyo costo fuese superior a mil quinientos pesos.

Finalmente, en 1910 volvió a establecerse la elección directa de Presidente de la República y en 1936 el sufragio universal para todos los hombres.

Solo hasta 1954 se otorgaron por primera vez en Colombia derechos electorales a las mujeres, que participaron por primera vez en una votación en el plebiscito de 1957.

En las elecciones presidenciales de 1990 se utilizó por primera vez la tarjeta electoral (conocida como tarjetón) para remplazar el sistema de la papeleta, que operó desde 1853 y que era suministrada por los propios partidos políticos y facilitaba el fraude electoral.

La tarjeta electoral es suministrada por la Registraduría a todos los electores y lleva impresos los símbolos, emblemas y colores de todos los partidos y movimientos que participen en la votación, así como los nombres y apellidos de los candidatos, para que cada elector marque con una X el aspirante de su preferencia.

sin articulos

Compartir publicación:

Publicaciónes recientes: